martes, 22 de enero de 2013

EN UN PARAÍSO NATURAL, LEJOS DEL STRESS: LA PROMESA DE OLMUÉ


Cuando el stress, la contaminación atmosférica,  el exceso de ruidos molestos pasa a ser tema recurrente de las conversaciones y motivo de queja constante,  la tranquilidad, el buen clima y el estar en el entorno de una Reserva Mundial de la Biosfera por el Parque Nacional La Campana, pasa a ser un lujo. Y han sido esos privilegios naturales, además del desarrollo más que notable de su infraestructura turística  lo que ha llevado a catapultar a Olmué como un destino turístico importante y para toda época del año.


A sólo 90 Km de Santiago, 75 minutos en vehículo, y a 30 Km de Viña del Mar, Olmué tiene un clima privilegiado: es considerado nada menos como el tercero mejor del planeta, según la ONU, Organización de las Naciones Unidas. Al respecto Emilio Becker, vicepresidente de la Cámara de Turismo comenta: “este Valle tiene un microclima ideal para el buen descanso y para curar el insomnio, apneas y otras enfermedades del sueño. Nuestros huéspedes duermen una o dos horas más de lo habitual”.

Además de garantizar un reponedor descanso, el Parque Nacional La Campana con sus cerca de 8.000 hectáreas de bosque nativo, gran diversidad de vegetación e interesante fauna, es un atractivo turístico relevante e imán para extranjeros y chilenos que gustan del contacto con la naturaleza y de actividades al aire libre. Así lo apreció tempranamente en 1834 el connotado naturalista inglés Charles Darwin quien ascendió el Cerro La Campana, quedando cautivado por su biodiversidad y con la majestuosidad de la vista que se desplegaba ante sus ojos: cordillera y mar unidos desde un solo punto.

Hoy turistas disfrutan de variadas actividades como cabalgatas, trekking, andinismo y del relajante verde en el Parque Nacional. Respecto a la variedad de posibles panoramas, el vicepresidente de la cámara cuenta con orgullo que en Olmué es una de las pocas zonas donde se ofrecen paseos en globo los cuales son excepcionales ya que a 300 metros de altura se logra una vista privilegiada del entorno. 


Junto a sus atractivos naturales y patrimoniales como la Capilla La Dormida, la zona de Olmué ha desarrollado como potente atractivo para los visitantes manifestaciones y actividades que permiten convivir con las costumbres más típicas el campo chileno. El centro artesanal Gulmué y los eventos costumbristas que dan “vida” en forma constante en la zona son un buen ejemplo de la oferta costumbrista. Eventos dedicados a la gastronomía criolla, ferias artesanales y rodeos, con parte de los atractivos del lugar.



La oferta gastronómica variada y de excelente calidad es parte del buen servicio que caracteriza la oferta enfocada a los eventos de Olmué. Junto a ello, modernas y cómodas instalaciones generadas por complejos del más alto nivel; resorts tipo spa, hosterías y hoteles satisfacen plenamente los requerimientos del  turismo actual.










por Macarena Velasco R.

Periodista P.U.C.

Asesora de Comunicaciones

mvelasco.per@gmail.com

Fotos: Sernatur.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada