viernes, 21 de octubre de 2011

Naturaleza que cautiva

PARQUES NACIONALES, LAGOS Y VOLCANES: LA ADICCIÓN POR LO NATURAL
por Macarena Velasco 
Es muy posible que usted y su familia estén planificando sus próximas vacaciones… si no es así, empiece a hacerlo para que no se haga tarde.
Por ello, una buena alternativa es la Región de la Araucanía de la cual damos una pincelada.
Si existe un territorio fascinante donde imperen lagos, volcanes  con cumbres nevadas, bosques milenarios, praderas y ríos, es la Región de la Araucanía. Un entorno natural que encanta y emociona, que crea adicción por lo cual el turista regresa una y otra vez a estas tierras verdes y húmedas.
Paisajes modelados por la fuerza de volcanes y glaciares, que concentra una diversidad de atractivos y bellos paisajes como pocos lugares en el mundo. 


Al sur de Temuco  comienza una cadena tupida y que parece infinita de lagos. Entramos este paisaje de majestuosos volcanes que se reflejan en las azules aguas lacustres.

Son tantos los lagos y lagunas que un inspirado escritor chileno llamó a esta zona  “el país de los espejos azules”. Hay lagos agrestes como el Colico, que han creado playas de arena blanca en medio de tupidos bosques, otros glaciales, como el Tinquilco, en plena cordillera andina o bien salobres, cercanos a la costa, como el Budi. Algunos volcánicos, como el Villarrica, en cuyas aguas se refleja la silueta del majestuoso volcán del mismo nombre.
En las riberas de los lagos Villarrica, Calafquén y Caburgua hay instalaciones turísticas de muy buen nivel para disfrutar cómodamente de sus atractivos y las múltiples actividades que ahí se practican.

Para estar en pleno contacto con la naturaleza nada mejor que la visita a uno de los parques nacionales de la Región de la Araucanía. Es una región rica en áreas silvestres, ya sean parques nacionales,  reservas o monumentos. Hacia donde vayamos, encontramos grandes extensiones donde conviven ambientes únicos de gran biodiversidad, cuya flora y fauna son extraordinariamente variadas.
 
Los parques nacionales de Conguillío, Huerquehue, Villarrica, Tolhuaca y Nahuelbuta son grandes extensiones Mientras recorremos sus caminos y senderos, descubrimos siempre algo nuevo y sorprendente que nos convence de la magia de la naturaleza en su estado más puro.



Subiendo por el Parque Nacional Conguillío, entre lagunas color esmeralda, tupida vegetación y campos de lava que atestiguan las repetidas erupciones del volcán Llaima, aparece un espectacular bosque de araucarias, conífera endémica de Chile que data de unos 60 millones de años. Con su original forma de paraguas es, después del alerce, el árbol más longevo del país, llegando algunos ejemplares a tener más de mil años, su tala está prohibida ya que son Monumento Natural de Chile. 



En plena precordillera, se ubica uno de los parques nacionales más afamados de este sector por su belleza escénica: Huerquehue. Destacan miradores, lagunas como el Lago Verde, conocido por el intenso color de sus aguas y bosques de araucarias con vista al lago Caburgua. El sendero "Los Lagos" recorre varias de las lagunas presentes al interior del parque, si caminamos muy atentos podremos notar la presencia de especies en peligro de extinción, como la güiña y el halcón peregrino y tal vez podamos ver al monito del monte, una de las tres especies de marsupiales presentes en Chile.


En el Parque Nacional Villarrica las extensiones de bosques se extienden desde Pucón hasta el límite con Argentina. Raulí, mañío de hoja larga y coigüe son las especies del bosque nativo en los más bajos, araucarias y lenga en los sectores altos.

Las zonas boscosas permiten la existencia de una variada fauna, destacando pumas, zorros chilla y culpeo, pudúes, coipos, peucos, quiques, chingues y monitos del monte, una de las tres especies de marsupiales que existen en Chile.

Este Parque Nacional alberga varias lagunas y tres grandes volcanes: el Villarrica, Quetrupilán y el Lanín, situado justo en la frontera.



En sus distintas áreas, este Parque nos regala múltiples atractivos para realizar actividades durante todo el año. Una de las excursiones interesantes y diferentes es la visita a las cavernas volcánicas, ubicadas a gran profundidad. Recorrer estas antiguas cuevas, en un  tramo de 700 m. habilitados con luces, escalas de madera y senderos, es una aventura única.


Volcanes: montañas que tienen vida

El volcán es mágico porque es el encuentro con una montaña con vida. En las alturas, la belleza del entorno conmueve: el contraste de una laguna y el volcán.


El Volcán Villarrica es por sí solo un gran espectáculo. Tapizado en la parte baja por araucarias permite el ascenso  a su cráter: una boca gigantesca, ancha y profunda, que huele a azufre y donde se siente el latir y más aún el retumbar de la montaña. Es la manifestación de vida de uno de los pocos volcanes aún activos de Sudamérica.



El Volcán Solipulli guarda un misterio único: un volcán activo que alberga a un glaciar en su interior. Según geólogos, esto es posible debido a que en algún momento el cono volcánico se desplomó hacia su interior y se formó un enorme cráter que ha ido cubriéndose de nieve. Esta es la Araucanía Andina, un destino único que ofrece la naturaleza extrema.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada